¿ Qué son la FAAS y la CMAS ?

FAASC14a-A02aT01a-Z.png
Unknown_edited.png

Para entender que son, debemos comprender que jurídicamente en nuestro país, las entidades o clubes para poder interactuar legalmente (cobrar una cuota, comprar, vender, etc.) deben tener Personería Jurídica. El Código Civil las tipifica como Asociaciones Civiles de Primer Grado. Simplificando podemos decir que agrupan personas físicas.

Todos los Clubes o Asociaciones que practican una misma actividad, a su vez pueden nuclearse a nivel nacional en una Federación, generalmente por razones reglamentario-competitivas. Estas asociaciones son de Segundo Grado y agrupan Personas Jurídicas.

Finalmente a nivel internacional las Federaciones pueden integrar Confederaciones, que obviamente son asociaciones internacionales de Tercer Grado.

Para dar un ejemplo claro, utilizaremos el más popular y ecuménico de los deportes: el futbol. En nuestro país los clubes que practican este deporte (Boca, River, etc.) se encuentran afiliados a la Asociación del Futbol Argentino (AFA), en nuestro caso sería la FAAS. A su vez la AFA se encuentra afiliada y regida a nivel internacional por la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), en nuestro caso sería la CMAS.

¿ Cuál es la razón de sus existencias ?

La razón o la necesidad de sus existencias son varias y muy importantes. Muchos buzos se pueden preguntar cual es la utilidad de encontrarme afilado a la FAAS y por ende a la CMAS.

En primer lugar la necesidad legal de contar con un brevet o licencia que me permita practicar este deporte, a nivel nacional e internacional. Si bien en nuestro país se pueden obtener certificados de diversos orígenes (ACUC, PADI, etc.) no son reconocidos por PNA y por ende carecen de legalidad en Argentina, aunque puedan ser reconocidos en el exterior. Nuestro brevet bilateral FAAS-CMAS, es legal en argentina, por ser la FAAS la Entidad de Buceo Nº 01 registrada por la PNA y además internacional, por ser la CMAS reconocida en más de 100 países.

En segundo lugar unificar los criterios de educación, técnicas, seguridad etc. Este aspecto es sumamente importante y en la actualidad se están haciendo ingentes esfuerzos para lograr un sistema completo de enseñanza.

Por último un aspecto olvidado en estos tiempos, pero no por eso menos importante, cual es la práctica de deportes subacuáticos. El buceo no debe ser solo contemplativo, es decir solamente observar las maravillas que podemos descubrir durante una inmersión, pues aunque parezca imposible llega un momento en que esto aburre. En cambio si a esto le agregamos la práctica competitiva de un deporte subacuático, por ej. caza sub, orienta sub, natación con aletas o monoaleta, hockey sub, etc. le estaremos dando un sentido mas abarcativo a este hermoso deporte.

Nuestra Historia

La actividad subacuática deportiva en nuestro País, surge con la llegada del buzo francés JULES ROSSI, quién a principios de la década del 50 descubre la zona de Puerto Madryn, en el Golfo Nuevo y se da cuenta de la potencialidad que tiene para el desarrollo de esta actividad.

jules_rossi1.jpg

Foto: Jules Rossi - Pesca Sub Puerto Madryn

JULES ROSSI, un hombre que trabajó en los primeros tiempos junto al Cte. JAQUES IVES COUSTEAU, fue bicampeón francés de caza submarina (1946 y 1947), y primer campeón Argentino de dicha especialidad diez años más tarde (26/1/1957). Junto con la actividad deportivo competitiva, imparte sus enseñanzas y fabrica los primeros elementos en nuestro País, con los cuales se facilitan las inmersiones, comenzando de ésta forma a difundirse este nuevo deporte.

Posteriormente se crean diversos clubes y asociaciones, siendo el primero, el Club Argentino de Actividades Subacuáticas (C.A.D.A.S.) fundado por JULES ROSSI en 1954. Entre otros clubes pioneros debemos mencionar la Asociación Sudamericana de Exploraciones Submarinas “Jules Rossi” (A.S.E.S.) y Club Náutico Atlántico Sud de Puerto Madryn.-

Finalmente el día 2 de Febrero de 1962, catorce Entidades reunidas en los salones del Club Náutico Atlántico Sud de Puerto Madryn en Asamblea General Constituyente crean la FEDERACION ARGENTINA DE ACTIVIDADES SUBACUATICAS (FAAS). Las catorce Instituciones Públicas y Privadas eran: la Asociación Sudamericana de Exploraciones Submarinas “Jules Rossi” (Cap. Federal); la Escuela de Buceo de la Base Naval de Mar del Plata (A.R.A.); el Círculo Rosarino de Actividades Subacuáticas (Rosario); el Club Argentino de Actividades Subacuáticas (Cap. Federal); el Club de Actividades Submarinas de La Plata; el Club de Buceo de Puerto Madryn; el Club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia; el Club Náutico Atlántico Sud (Puerto Madryn); el Club De Pesca, Náutica y Caza Submarina (Trelew), el Club La Tablada de Córdoba; la Compañía de Ingenieros Anfibios Motorizada Batallón 601 (Santa Fe); la Patrulla Experimental de Cazadores y Exploradores Submarinos; la Prefectura Nacional Marítima; el Club de Pesca Lobería (Pcia Bs. As.); siendo su primer presidente Bruno NICOLETTI.

Es importante resaltar, que el inicio del buceo deportivo, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo, fue la caza submarina en apnea. Todos los pioneros, empezando por Jaques I. Cousteau y Hans Hass, comenzaron practicando este noble y riesgoso deporte. En Argentina también todos los precursores y los clubes que fundaron, tenían como principal actividad la caza sub.

Es por esto, que la Federación nace fundamentalmente con el objetivo de fiscaliza los Campeonatos Argentinos de CAZA SUBMARINA. Con posterioridad se agregan dos especialidades competitivas conocidas hasta el momento que eran: NATACION CON ALETAS y ORIENTACION SUBMARINA. Hasta principios de la década 1990 se realizaron competencias nacionales de estas disciplinas. Incluso nuestra Federación intervino en competencias internacionales y sus representantes han dejado bien alto los colores Patrios, en contiendas mundiales y especialmente, en el ámbito sudamericano dónde en repetidas ocasiones han obtenido la coronación como CAMPEONES SUDAMERICANOS o los primeros puestos en las tres disciplinas.

ea51f631-2b14-4f23-90fb-9ad820fd0352.jpg

Foto: Bruno Nicoletti

Nuestra Visión

lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum 

Nuestra Misión

lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum imposieum lorem imposieum 

Nuestros Valores

lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum lorem imposieum